Cómo La Gratitud nos Puede Ayudar en Tiempos Difíciles

Traductora: Ruth Obando

La vida es fluida y siempre está cambiando. A veces nos lleva al cielo donde nos sentimos completamente despreocupados y felices, y a veces estamos inundados de preocupaciones, ansiedad y miedo de un sinnúmero de cosas; tal vez es porque estemos teniendo problemas monetarios que no esperábamos, tal vez estemos teniendo problemas académicos y estemos considerando un gran cambio o inclusive desertar, tal vez hemos perdido a un ser querido y estamos teniendo problemas superando la aflicción. Lo que sea que estemos experimentando puede muy fácilmente abatirnos, si se lo permitimos. Es bastante fácil permitir que el mundo a nuestro alrededor defina nuestra situación así como nuestras perspectivas: podríamos pensar tengo serios problemas. Nunca voy a poder superar esto.

Entre más nos rindamos a estas narrativas, peor nos sentiremos y más generaremos el mismo patrón de pensamientos. Este ciclo vicioso puede paralizar nuestra habilidad para seguir adelante, tomar decisiones diferentes y mirar los problemas y desafíos como oportunidades. Sin embargo, al practicar la gratitud activamente y consistentemente, podemos vivir vidas más felices y tranquilas aún cuando enfrentemos situaciones difíciles.

Una Luz en la Oscuridad

“No arruines lo que tienes al desear lo que no tienes, recuerda que lo que tienes ahora una vez estuvo entre las cosas que deseaste.”

Todos somos culpables de hacer exactamente lo que el filósofo griego Epicurus nos advirtió, especialmente si estamos pasando por un momento difícil. Todos fantaseamos sobre tener más dinero para que podamos vivir más cómodamente sin preocuparnos de nuestras cuentas. Deseamos que pudiéramos pagarle a un tutor para que pudiéramos aprobar esos exámenes. Tal vez soñamos sobre tener una pareja si estamos solteros.

La lista puede continuar, pero entre más nos obsesionemos con lo que no tenemos, más perderemos de vista lo que si tenemos. Al preocuparnos por nuestras finanzas, nos olvidamos de sentir gratitud por tener un techo sobre la cabeza, acceso a comida y agua limpia, y ropa que nos mantiene cómodos y calientes. Para aquellos de nosotros los estudiantes que temen a los próximos exámenes, nos olvidamos de cuánta suerte tenemos de poder obtener una educación. Cuando estamos deseando tener compañía y una pareja romántica, pasamos por alto el hecho de que tenemos amigos y familia que nos aman y que nos rodean, y que están dispuestos a estar ahí para nosotros cuando los necesitemos.

Acordarnos de lo que tenemos para poder sentir gratitud, especialmente cuando estemos enfrentando tiempos difíciles, puede ayudarnos a cambiar nuestra perspectiva en esas situaciones específicas. Esta mentalidad nos motiva a mirar las cosas no tan oscuras como las percibimos en el momento. Siempre podemos encontrar rayos de luz para guiarnos, darnos fuerza y movernos hacia adelante.

“No arruines lo que tienes al desear lo que no tienes, recuerda que lo que tienes ahora una vez estuvo entre las cosas que deseaste.”

– Epicurus

Adaptándose a Nuevas Circunstancias

Los seres humanos son criaturas increíblemente adaptables. Cuando nos encontramos con una nueva situación, especialmente una que percibimos como negativa, generalmente la resistimos; pero con el tiempo nos adaptamos, aprendemos de ella, encontramos lo que podamos de satisfacción y miramos hacia el futuro con esperanza y optimismo. Sin embargo, esta versatilidad y habilidad para transformar como miramos las situaciones negativas toma práctica.

Imagínate por un momento que has tenido un accidente. Sobreviviste, pero tuvieron que amputarte las piernas. Estás enfrentando una realidad que es completamente desconocida y aterradora. Al inicio, lo que pasó te parecerá injusto. Te sentirás enojado, molesto y con miedo. Pero con el tiempo te ajustarás a esta bueva normalidad y todo lo que trae. De hecho, con el paso del tiempo, tal vez experimentarás otras lecciones y situaciones positivas que de no ser el caso no habrías experimentado. Tal vez encontrarás felicidad y paz mental en tu nuevo estilo de vida y tu nueva rutina, aún si te ha desafiado. Los humanos son increíblemente resistentes y versátiles. Es increíble pensar sobre los desafíos y las adversidades que hemos superado. Ejemplos como el de Chelsea McClammer sirven como testimonio de este hecho: después de perder el uso de sus piernas en un accidente de carro, Chelsea se convirtió en el miembro más joven del equipo de Paralímpicos de los Estados Unidos.

A través del mundo todo tipo de personas superan todo tipo de desafíos cada día, y nosotros podemos también. No obstante, uno de los pasos más esenciales que tenemos que dar es primero aceptar la situación en la que estamos. Una vez que nuestra resistencia, furia y enojo disminuyan, debemos recurrir a nuestra fuerza interior y apoyarnos en la idea de aceptar la situación y encontrar gratitud. Si permanecemos estancados, corremos el riesgo de no movernos hacia adelante en nuestras vidas y de no alcanzar nuestro potencial.

Como La Gratitud Cultiva Emociones Positivas

La gratitud es sobre apreciar todos los elementos buenos y positivos que hemos experimentado y continuamos a experimentar en nuestras vidas. Es sobre acordarse de los recuerdos que son realmente valiosos para nosotros, expresando aprecio por los desafíos y los triunfos de nuestro pasado, y poder ver las cosas valiosas que tenemos en la vida. Acordarnos de todas estas cosas regularmente nos ayuda a cultivar emociones positivas tales como el amor, la esperanza, el orgullo, la alegría y el alivio.

Las emociones que experimentamos al practicar gratitud pueden tener efectos duraderos, creando así patrones de pensamientos que nos ayudan a positivamente cambiar nuestra perspectiva de la vida. En vez de tener pensamientos negativos que hacen que todo lo que está yendo mal se mire hasta peor, entrenaremos a la mente a ver lo positivo aún en los días más oscuros. Para ser claros, esto no significa ignorar nuestros problemas, o no reconocer los sentimientos de tristeza, decepción y frustración. Significa que en vez de permitir que las experiencias negativas nos traguen enteros y que nos impidan continuar hacia adelante, podremos superar la situación sabiendo que también pasará.

Practicar gratitud también disminuye el surgimiento de sentimientos negativos tales como los celos, el resentimiento, las autocríticas y la frustración. Al enfocarnos en las buenas cosas que tenemos o que hemos tenido en la vida, deseamos lo que no tenemos menos y menos. Cuando nos enfocamos menos en lo que no tenemos, las emociones como los celos empiezan a disolverse. Por ejemplo, si estamos buscando un nuevo trabajo, a veces nuestra reacción inmediata cuando un amigo nos cuenta sobre su nueva promoción no es sentir felicidad auténtica hacia este amigo. Tal vez tengamos muchos pensamientos incitados por nuestra envidia, comparándonos a este amigo y pensando en razones por las cuales no lo merece. Aún así, cuando nos enfocamos más y más en nuestros propios atributos, logros y objetivos, somos menos propensos a compararnos con los demás. Gracias a esto, no solamente tendremos una mejor relación con las personas que nos importan sino que también una relación saludable con nosotros mismos.

¿Cómo Puedo Practicar La Gratitud?

La gratitud no causa una reacción negativa en la mayoría de las personas; todo lo contrario, la gratitud es una habilidad que podemos aprender a desarrollar con el tiempo y que sólo podemos hacerlo con una práctica regular. Pero, ¿cómo incorporamos la gratitud a nuestras vidas diarias? Escribir una nota simple de agradecimiento a alguien que ha hecho algo lindo para nosotros puede ser una manera excelente para empezar. Si no tenemos tiempo para escribirle una nota, mandarle un mensaje de texto, un correo electrónico o hasta decirle gracias internamente en nuestras propias mentes es un buen paso. Animarte regularmente a pensar sobre alguien que ha hecho tu vida mejor y más fácil te ayudará a invitar gratitud a tu vida.

También, tener un diario y escribir las cosas por las cuales sentimos gratitud, ya sea del pasado o el presente, puede ayudarnos durante nuestros días malos. Cuando estés pasando por un momento desafiante, puedes re-visitar las notas que has escrito y acordarte de todo lo bueno en tu vida.

Como este es el mes de la gratitud en Meditopia, el equipo ha creado una serie sobre la gratitud para ayudar a los miembros de la comunidad a aprender más técnicas para practicar el agradecimiento y el aprecio regularmente.

Empieza tu primer día de las meditaciones de Gratitud hoy, y date este tiempo corto para mentalmente repasar las cosas por las cuales sentir gratitud. Tal vez al inicio sea difícil de descubrir esas pequeñas bendiciones de la vida, pero entre más excavemos, más descubriremos fuentes de alegría y esperanza en nuestras vidas diarias.

Deja un comentario