Hacer frente al dolor crónico sin medicamento

Para muchas personas que sufren de dolor crónico puede ser muy difícil imaginar que algo más que el medicamento podría traer alivio. No obstante, hay métodos alternativos para manejar el dolor al darnos cuenta del inmenso poder que la mente tiene sobre el cuerpo. Echemos un vistazo a las maneras en que esto puede ser posible y eficaz. 

El poder de la mente sobre el cuerpo

Tendemos a creer que el cuerpo hace sus propias reglas y manipula las respuestas del cuerpo ante sensaciones como las de dolor intenso. Sin embargo, es ampliamente aceptado que la mente tiene increíble poder sobre el cuerpo. Leemos sobre ello, lo escuchamos y hablamos de ello, pero ¿realmente comprendemos lo que significa? A veces esta idea podría parecer imposible, especialmente si hemos pasado por momentos de consternación, impotencia y cansancio al tener que lidiar con dolor crónico. Aunque los niveles de malestares físicos pueden variar, pienso que todos tenemos el poder de aliviar y disminuir nuestro malestar al reclutar la mente.

Usemos un ejemplo común para comprender cómo el cerebro y las imágenes mentales pueden tener un impacto en la reacción del cuerpo:

Cierra los ojos e imagina que tienes un limón en la mano. Puedes ver su forma, sentir su textura y hasta olerlo. Ahora imagina que tomas un cuchillo y lo cortas en dos. Toma una mitad del limón y tráelo cerca de la boca. Imagina que estás a punto de exprimir el limón para poner algunas gotas en tu boca. ¿Qué sucede con la boca cuando recreas estas imágenes? ¿Sentiste la secreción de saliva que este simple ejercicio de visualización provocó en tu boca?

Este es un ejercicio simple pero claro del poder que la mente tiene sobre el cuerpo. Ojalá que ahora sea más fácil imaginar cómo podrías usar este poder a tu beneficio en situaciones que podrían hacer que tu dolor disminuya o hasta desaparezca. Los ejercicios de visualización son extremadamente potentes y pueden ser útiles al momento de disminuir el dolor. Imaginar la forma, el color y el tamaño de tu dolor, como si fuera un objeto físico, puede ayudarte a percibirlo como algo sobre lo que tienes control. Luego, puedes visualizar poner tu dolor en un globo y con compasión y bondad, dejarlo ir lejos de tu cuerpo.

Lidiando con el dolor sin medicamento

Jon Kabat-Zinn, el renombrado profesor estadounidense de medicina y fundador de MBSR (siglas en inglés para Mindfulness-Based Stress Reduction, programa para reducir estrés a través de la conciencia plena), lideró una investigación en 1998 para comprobar el impacto que el cerebro puede tener en el dolor y las enfermedades físicas. Usó dos grupos de pacientes que recibían fototerapia para combatir la psoriasis. Uno de los grupos escuchó meditaciones guiadas e hizo ejercicios de visualización que consistían en imaginar una luz ultravioleta desacelerando la división de las células de la piel. El otro grupo solamente recibió fototerapia sin escuchar las meditaciones. Los pacientes que hicieron las visualizaciones eliminaron la mitad de su psoriasis 50% más rápido que el otro grupo de pacientes.*

Ha sido comprobado que es posible lidiar con dolor crónico sin el uso de medicamento. Así como lo miramos en el ejemplo de arriba, la visualización hasta puede ayudar a disminuir algunos problemas tangibles de salud. En conjunto con la meditación y la visualización, existen otras maneras para aliviar el dolor. Aquí te damos unos cuantos ejemplos:

Ejercicios de respiración

Concentrarte en la respiración puede ayudarte a soltar la tensión relacionada al dolor que se crea en el cuerpo. Al enfocarte en el aire que entra y sale de las fosas nasales, quitas la atención del dolor.

Auto masaje

Al suavemente darle un masaje a la parte del cuerpo que duele, puedes relajar esa área y dejar que la energía fluya con más facilidad. Siempre ten cuidado si hay partes lesionadas tales como una pierna quebrada.

Yoga

El yoga puede ser útil para relajar, estirar y aliviar algunas partes doloridas del cuerpo. Por ejemplo, recomiendo practicar yoga para aliviar los dolores de cabeza o de estómago. ¡Hace milagros! Puedes usar el yoga para otros tipos de dolor siempre teniendo en cuenta de respetar tus capacidades para no empeorar tu condición.

¿Puede la meditación disminuir el dolor?

Por último, la meditación también es una gran herramienta para aliviar el dolor crónico. Al practicar la meditación, puedes aprender a aceptar el dolor en vez de pelear contra el. Tratar de resistir el dolor tiende a empeorarlo. Resistir un malestar puede crear tensión alrededor del área y darle hasta más poder y aunque no sea a propósito, esto sucede comúnmente cuando no tomamos conciencia de cómo lidiamos con un dolor intenso. Desarrollar la atención plena te ayudará a tener una nueva percepción de tu dolor y una mejor capacidad para lidiar con el.

Jon Kabat-Zinn recomienda hacer meditaciones de escaneo corporal para aliviar el dolor. Al concentrarte en cada parte diferente del cuerpo a la vez que respiras profundamente, puedes activamente relajar todo el cuerpo. Podrías intentar hacer las meditaciones de escaneo corporal de Meditopia o de cualquier otra meditación similar que conozcas.

Ahora dinos más sobre ti. ¿Sufres de dolor crónico que sea difícil de aliviar? ¿Has intentado una de las sugerencias que mencionamos o tienes otras recomendaciones que te gustaría compartir con nosotros? ¡Escríbenos abajo en la sección de comentarios!

*Fuente:  https://www.psychologytoday.com/us/blog/owning-pink/201207/mind-over-medicine-the-awesome-power-the-mind-heal-the-body

Deja un comentario