No puedo practicar la meditación.

No existe tal cosa como “no puedo practicar”. Los ejercicios de consciencia son experiencias personales y únicas. Nadie es mejor que el otro y no hay correcto e incorrecto.

Cuando se medita, el objetivo fundamental es el de no perderse en los pensamientos. Al inicio esto parecerá difícil pero entre más practiques, más podrás seguir las instrucciones y verás que podrás estar más presente en el momento.

También podrás concentrarte más en la respiración, en tu cuerpo y sentir tu propia presencia más. Al alejarte de tus preocupaciones de a diario, creas un espacio calmado y libre de ansiedad.

Por eso empieza a apartar 10 minutos cada día para ti. Toma un par de respiraciones profundas y empieza a relajarte, siente la alegría del momento presente y empieza a meditar, observa el ritmo de los pensamientos y enfócate en la respiración y en el cuerpo. Es posible que al inicio mantengas esta concentración sólo por lapsos cortos pero se alargarán día a día entre más practiques.

¿No debo de pensar durante la meditación?

La meditación es un ejercicio de consciencia. Es casi imposible de no tener pensamientos durante la meditación y lo que realmente importa es simplemente observar estos pensamientos y no dejarse atrapar por ellos, permanece como un testigo y conócete a ti misma. Los pensamientos siempre están en nuestra mente y esto es muy normal. En vez de tratar de deshacerte de ellos, nota su existencia pero no saltes a la piscina de pensamientos sino te perderás y viajaras a diferentes mundos y universos. Durante la meditación, habrá ocasiones donde seguirás un pensamiento y lo dejarás que te lleve a otro lugar mentalmente, es de esperarse. Cuando notes que esto está pasando, regresa al momento presente al decirte a ti misma “detente, ¡te perdiste de nuevo!”

¿Meditar significa siempre estar en el momento presente y no hacer ningún plan futuro?

La meditación de consciencia significa un espacio de consciencia que te das a ti misma. Entre más aprendes los ejercicios de consciencia y entre más los practiques en tu vida diaria, más consciencia tendrás sobre ti misma y tu alrededor.

Los seres humanos nos hemos desarrollado y mejorado al hacer planes, al aprender sobre el pasado y reconsiderar el futuro, y seguirá siendo de esta forma. Todos tenemos prioridades y estas prioridades nos hacen humanos: el trabajo, la familia, la salud, el dinero, la carrera, etc. Por supuesto que necesitamos considerar nuestras prioridades pero no deberíamos perdernos en ellas, de no ser así, nos alejaremos del momento presente más y más. No podremos observar nuestros pensamientos de una forma calmada sin un tipo de críticas, ni podremos ver el significado correcto debajo de los pensamientos y simplemente nos perderemos en ellos.

Deja un comentario