Superando tu voz interior crítica cuando eres emprendedor

Son las 3:24 de la mañana y no puedo dormir. Mi voz interior crítica está haciendo de las suyas y manteniendo mi mente y mi cuerpo despiertos. El fin de semana pasó tan rápido. Ya es domingo y aquí estoy, completamente despierta, mirando fijamente el techo oscuro pensando sobre los fracasos de la semana pasada y los que vendrán en la que está por venir. Mi voz interior crítica ha invadido mi mente. ¿Cómo llegué hasta aquí? Pues en un año he creado un negocio pequeño, he decidido convertirme en mi propia jefa y convertirme en emprendedora. Y ahora, esta voz minúscula está tratando de arruinarlo todo. Estoy segura que no soy la única persona en esta situación esta noche. Miles de ustedes probablemente están sintiendo lo mismo ahora mismo, sin dormir y haciendo lo mejor para permanecer positivo mientras tu voz crítica te baja la moral.

¿Qué es la voz interior crítica? 

Todos tenemos una voz interior crítica en la mente que hace comentarios sobre nuestro comportamiento y nuestras acciones de manera negativa. Nos dice cosas tales como “Eres demasiado estúpido para hacer esto. No eres lo suficientemente rápido o fuerte.” De acuerdo a la Doctora Lisa Firestone esta voz surge de “experiencias de la edad temprana que son internalizadas y tomadas como formas en que pensamos sobre nosotros mismos.” Surge de experiencias dolorosas de la infancia o de comportamientos de adultos que nos rodeaban y que nos servían como referencia. Firestone dice “Cuando crecemos, inconscientemente adoptamos e integramos este patrón de pensamientos destructivos hacia nosotros mismos y los demás.” Después forjamos nuestro propio camino para tratar de evitar y/o identificarnos en relación a este patrón negativo. 

Falta de confianza

 Mi voz crítica es una voz muy pequeña con un tono suave y casi discreta. Casi podría confundirse con una forma de auto cuidado y preocupación. Pero en realidad es sentenciosa, crítica y cruel. Esta voz es activa, alerta y surge de muchas maneras diferentes. Es el constante recordatorio mental de mis tantos errores así también como los comentarios inofensivos de los demás que he exagerado y que he convertido en inseguridad. Me hace pensar con agobio sobre cada tarea incompleta en mi lista de quehaceres y no ser capaz de empezar porque tengo vergüenza o miedo que no podré terminarla adecuadamente. No importa cuantas veces las personas me digan “No te preocupes, lo harás bien”, me cuesta creerlo. Se me hace tan difícil aceptar los cumplidos, los que precisamente necesito para seguir adelante. Aunque esta pequeña voz sea fuerte y paralizante, tomando control de nuestro estado de ánimo y de nuestras vidas, es importante saber que es un mecanismo natural de defensa tratando de alertarnos.

¿Cómo afecta al espíritu emprendedor?

Como tal vez ya lo sepas, los emprendedores con pequeños negocios tienen que encargarse de muchas responsabilidades. Además de todos los servicios que dan, se encargan de otras facetas del negocio tales como el servicio al cliente, mercadeo, pronósticos financieros, recursos humanos y más. Esto requiere disciplina así también como la capacidad de pensar por adelantado, ser creativo, producir constantemente, hacer investigaciones y recuperarse cuando algo inesperado ocurre. Cuando esta voz crítica aparece, puede frenar o hasta detener estos procesos así impidiendo el crecimiento y el progreso. Por ejemplo, he estado posponiendo un proyecto reciente a causa de mi voz interior crítica que me asegura que “fracasaré, que no estoy lista, que este proyecto es tonto.”

¿Cómo vencemos esta voz interior crítica?

¿Cómo manejo esta voz cuando surge? Primero, reconoce su presencia y su influencia. Después, yo practico una o más de las siguientes técnicas para tener una mayor perspectiva:

Dale un nombre

Identificar la voz es el primer paso para tener más confianza. Hay muchas maneras diferentes para identificarla y reconocerla. Puede ser tan simple como decir “Ah. Aquí está esa pequeña voz de nuevo.” También puedes tratar de identificar su tono. ¿Es una voz con un tono elevado o con un tono bajo? También puedes darle un nombre. De esta manera cuando “el tipo” venga a hablarte, simplemente puedes decirle hola y seguir adelante. Acuérdate que esta pequeña voz no eres tú. No es real; es tu subconsciente jugando contigo. Simplemente puedes decirle “sí, lo que sea” o “no tengo ganas hoy, así que gracias y adiós.”

El sombrero rojo

Otra manera de verlo es pensar en alguien que has visto muchas veces pero que no conoces personalmente. Tal vez has visto esta persona caminando con su perro, en la tienda de abarrotes o en el bus. Imagina que esta persona está usando un sombrero rojo hoy y que esta imagen representa tu relación con tu voz interior crítica. Al hacer tus mandados miras a esa persona con el sombrero rojo y te dices “Ah, esa persona está usando un sombrero rojo hoy”, y continúa caminando hacia la tienda de abarrotes. Eso es todo. Has visto, notado y aceptado la presencia del sombrero. Dijiste “¿Y entonces qué?” y seguiste adelante. Esta es la misma manera para abordar tu voz interior crítica. Escúchala, mírala, ponle un sombrero rojo si es necesario y déjala que te pase de lado sin darle mucha importancia.

La tabla

Dibuja dos columnas. En la izquierda escribe todo lo que la voz dice y luego en la columna derecha escribe la frase opuesta positiva. Luego, esconde la columna izquierda o dobla el papel en dos y lee la columna derecha. Por ejemplo, en la columna izquierda puedo escribir, “No soy lo suficientemente buena para este proyecto”, “no soy lo suficientemente capaz.” “No debí haber renunciado a mi trabajo en la empresa.” “Voy a ser un fracaso en esta reunión de trabajo.” Luego al lado escribo, “Soy perfecta para este proyecto”, “soy perfectamente capaz de hacer esto”, “no necesito regresar a mi trabajo en la empresa porque lo odiaba y puedo hacer esto.” “Lo haré bien en esta reunión de negocio.” Convierte estas frases en citas motivadoras. Cuando un pensamiento negativo te impida hacer una tarea de negocios o conocer a alguien importante, simplemente repite la frase de la columna derecha, con convicción y con una sonrisa, tantas veces como sea necesario.

El sol

Este es un tipo de meditación activa que puedes hacer en cualquier momento, en cualquier parte–antes de ir a la cama, en la mañana o mientras caminas. Siéntate o ponte de pie en un lugar tranquilo y una vez que te sientas cómodo, cierra los ojos si es más fácil para ti. Inhala profundamente a la vez que levantas los brazos hacia los lados y luego hacia el cielo. Exhala llevando los brazos hacia abajo y aparta todos los pensamientos negativos. Sigue subiendo y bajando los brazos en sincronía con la respiración. Cuando los brazos suban, inhala pensamientos positivos, amorosos, cálidos y compasivos. Cuando los bajes, exhala los pensamientos oscuros, negativos y destructivos. Haz esta práctica por 10 respiraciones más o menos. Cada vez que inhales asegúrate de extender los brazos con fuerza para ganar control sobre esa pequeña voz. Decir tus pensamientos positivos al inhalar y hacer ruido al exhalar toda esa negatividad puede convertirse en una acción afirmativa. Termina la práctica con ambas manos en el corazón, dándote amor, luz y calidez. Esto tranquilizará tu mente a la vez que te dará energía física y motivación.

Como emprendedor, no seas tan duro contigo y no dejes que tu voz interior crítica destruya tu negocio. Tenemos que recordar que la perfección es el enemigo del progreso para el espíritu emprendedor. Los errores forman parte del aprendizaje en el mundo de los negocios y también en la vida. Cuéntame cómo te fue con estos ejercicios. Me gustaría saber si te ayudaron a silenciar tu voz interior crítica y lo que piensas de la práctica. Escribe tu comentario, preguntas o peticiones en la sección de comentarios. En cuanto a mí se refiere, ya es la mañana y después de escribir esto ya no me doy ninguna excusa para seguir posponiendo mi proyecto… ¡Después de una siesta rápida!

Sources:

Deja un comentario