Cómo desarrollar compasión para los demás y aceptarlos exactamente como son

¿Alguna vez te has sentido frustrado a causa de la conducta de los demás? Sabes, los parientes que simplemente no pueden aceptar la manera en que quieres vivir tu vida, los colegas del trabajo que parecen no tener intereses más allá del dinero y sus carreras o las cosas locas en la política que suceden en nuestro bello mundo. Todo esto puede ser visto con compasión.

¿Qué es exactamente esta cosa mágica y mística llamada compasión?

La compasión tiene tres aspectos claves: confianza, aceptación y la ausencia de juicios. Es la habilidad de entrar en contacto con nuestro ser despierto que a un nivel mucho más profundo se da cuenta que todo está totalmente bien y que a la vez siente un amor profundo hacia las personas que están demasiado estancadas en su propio sufrimiento para poder ver esta verdad resplandeciente. A partir de este espacio, la confianza, la aceptación y la ausencia de juicios fluyen sin esfuerzo.

¿Quién no podría tener confianza si realmente se diera cuenta que a un nivel más profundo todo está bien y que el amor nunca falta? ¿Quién no podría aceptar si se diera cuenta que no tiene ninguna idea sobre lo que es mejor para una persona? ¿Y quién podría juzgar si realmente se diera cuenta sobre los límites de sus propias creencias condicionadas?

El ser despierto en todos nosotros

Todos tenemos una personalidad (cuerpo, emociones, la mente), un ser que observa (que puede observar la personalidad) y un ser despierto (que permite que la luz del corazón fluya hacia la personalidad y hacia cada uno de nosotros para alcanzar nuestro mayor potencial). El ser despierto es totalmente compasivo; usa la personalidad como recipiente para que haya compasión en el mundo en vez de sólo usar la personalidad de manera aislada lo cual resulta en conductas no alineadas con la verdadera compasión.

Muchos estudiantes de meditación y personas interesadas en la espiritualidad se confunden y empiezan a aplicar las ideas del ser despierto (el cual generalmente sólo comprenden a un nivel intelectual) a un nivel mundano sin darse cuenta del componente vital de la sabiduría universal en el ser despierto.

La sabiduría universal te muestra cómo comportarte en el mundo

Todos tenemos una personalidad diferente y tantos contextos diferentes que enfrentamos en nuestras vidas así que sincronizar la compasión con acciones o conductas exactas sería ridículo.

Más bien debemos crear más silencio en nuestras vidas y escuchar la sabiduría universal en nuestros corazones. Esto se hace más fácil cuando silenciamos el ego de la mente a través de la meditación y otras prácticas espirituales que nos permiten comprender y entrar en contacto con el verdadero significado de la sabiduría universal. En vez de tomar decisiones a partir de nuestro propio condicionamiento (el cual es bastante limitado), empezamos a tomar decisiones a partir de un ser despierto e intuitivo que realmente sabe lo que es mejor para todos. Esto naturalmente resulta en compasión y conductas alineadas con la confianza, la aceptación y la ausencia de juicios.

¿Qué puedes hacer para cultivar compasión? 

Más precisamente, ¿qué puedes hacer para alinearte con el ser despierto donde fluye la compasión?

La práctica clave es la meditación. Esto ayuda a que nuestros niveles de percepción aumenten y es la práctica más destacada para alinearnos con el ser despierto. Todas las otras prácticas espirituales sólo son preparación para esto. Comprometerte a una práctica regular de meditación es realmente lo más productivo que puedas hacer para cultivar más compasión en tu vida y a la vez beneficiarte de sus grandiosos efectos.

La segunda técnica clave es examinar ciertas conductas que fluyen de la compasión. Esta no es la manera más directa pero ayuda en el camino. Cuando empezamos a comportarnos a partir de un espacio de aceptación, de confianza y sin juicios podemos conectarnos a la vibración de la compasión y el ser despierto. También es esencial ser práctico y sabio cuando implementamos estas conductas. Necesitamos tener límites firmes que funcionan en el mundo real pero que internamente nacen de un lugar de confianza, aceptación y libre de juicios. No hay necesidad de complacer a nadie o tratar de vivir de acuerdo a ciertos ideales ya que la compasión también puede abordar temas que molestan a los demás. Nuestros corazones todavía sangran por su sufrimiento y su desconexión con su ser despierto.

Podemos cultivar la compasión más y más a partir de un lugar de aceptación total de cómo son los demás. Podemos estar presentes ante su ignorancia, su sufrimiento y su falta de conciencia sin tener la necesidad de cambiarlos u obligarlos a vivir de acuerdo a nuestros propios ideales. La compasión no juzga. Aunque estemos más conscientes de los límites de los demás, detrás de este manto todo lo que vemos es el amor que sustenta todo y de lo que todo está hecho. La compasión es un aspecto de amor verdadero por la vida.

Así que la próxima vez que sientas la tentación de juzgar a alguien a partir de un espacio donde hace falta aceptación y confianza, respira y reconsidera tu decisión. ¿Qué es lo que la luz y la sabiduría universal de tu ser despierto quieren que hagas? A través de la meditación y conductas de confianza, de aceptación y libres de juicios, esta respuesta se hará más y más obvia a la vez que te sincronizas con tu ser despierto. Luego la compasión fluirá sin esfuerzo y con amor infinito.   

Con amor,

Jack

Jack Childs

Instructor de Crecimiento Personal

www.jackchilds.org

[email protected]

Traducido por: Ruth Obando

Deja un comentario