La meditación puede ayudar a los atletas a mejorar su salud mental

“La salud mental es probablemente la batalla más grande contra la que he luchado, más que con cualquier oponente.”

Esta no fue una cita compartida por un hombre ordinario. Tyson Fury pasó de ser un recién nacido prematuro de una libra a ser coronado como el campeón mundial de pesos pesados en el 2015. Para entonces los problemas mentales habían surgido. Después de una batalla de 30 meses contra la depresión la cual lo llevó al alcoholismo y al uso recreacional de drogas, Tyson Fury eventualmente regresó al cuadrilátero en el 2018. Fue valiente de su parte compartir su historia tan abiertamente. Esto sigue una tendencia similar en la que muchos atletas han compartido historias sobre sus propias luchas para hacer una campaña de concientización sobre la salud mental, estos atletas incluyen el futbolista inglés Danny Rose, la nadadora galardonada con cinco medallas olímpicas de oro Missy Franklin y el tenista mundial número uno, Novak Djokovic. ¿Existe una solución para los desafíos mentales a los que los atletas se enfrentan? Según mi experiencia como instructor de deportes de alto rendimiento para muchos atletas internacionales y como maestro de meditación, pienso que la meditación es una herramienta que desafortunadamente no se utiliza mucho para apoyar a los atletas en cuanto a su salud mental se refiere.

En el diccionario la salud mental es definida como “un estado de bienestar emocional y psicológico en el que un individuo puede usar sus capacidades cognitivas y emocionales para funcionar en la sociedad y cumplir con las demandas ordinarias de la vida diaria.” Para los atletas también podríamos extender esta definición para también incluir “cumplir con las demandas de su desempeño deportivo.” La salud mental no solamente es importante para el bienestar general de un atleta sino que también lo es para asegurar que pueda consistentemente cumplir con las demandas que se presentan en el ambiente específicamente relacionado al desempeño deportivo. Con frecuencia los atletas se enfocan en entrenar el cuerpo, pero enfocarse en entrenar la mente también se está convirtiendo en un elemento importante para los instructores ya sea a través del uso de deportes psicológicos o de sus propios métodos únicos de manejo. Por ejemplo, Mauricio Pochettino, director deportivo de los Spurs, pone su equipo a prueba a través de una serie intensa de ejercicios mentales antes de la última temporada de la liga de campeones (el juego más grande en el club de fútbol) compartiendo así con el mundo que hay “una energía superior a la que te puedes conectar si tienes la mente abierta.”

El deporte tiene muchos beneficios conocidos para la salud mental pero también puede ser usado para escapar problemas mentales que están justo por debajo de la superficie. Imagina estando contigo sin ninguna estructura por unos cuantos días. Para muchos de nosotros esto elevaría nuestro conocimiento de nuestra salud mental ya que empezaríamos a ver lo que realmente está sucediendo en nuestras mentes. Tal vez también revelaría ciertos problemas mentales. Con frecuencia los atletas, especialmente los de élite, están tan ocupados con la repetición, la estructura y con horarios orientados a los objetivos que usan el deporte para enterrar lo que pasa en la mente más que la persona promedio. Así que cuando eventos tales como una lesión, jubilación o un bajo desempeño toman lugar en el mundo de los atletas, se les hace más difícil lidiar con ello porque tienen que buscar en la profundidad de la mente con mucha más intensidad porque todo se ha estado acumulando por años. Pero existe una forma diferente.

A través de la implementación consistente de una práctica de meditación, los atletas pueden tomar más conciencia de su salud mental así también como otros beneficios de la meditación. La meditación es como una tintorería para la mente. Le da tiempo a los atletas para permitir que la mente procese adecuadamente algunas cosas en un espacio tranquilo sin la presión usual de los logros, los objetivos y el progreso que los atletas esperan de sí mismos. Es una situación en la que todos salen ganando, y es que no solamente pueden mejorar su salud mental a través del espacio que la meditación le da a la mente para procesar y para comprender lo que sucede por dentro sino que también el desempeño deportivo mejora gracias a la mejor concentración y mejor sueño que la meditación promueve.

¿Pero cómo presentarle la meditación a un atleta? Primero que todo hay que señalar que los atletas son los candidatos perfectos para comprometerse a una práctica regular de meditación si la puedes compartir de manera adecuada ya que tienen la disciplina, la concentración y la dedicación gracias a su entrenamiento. Puedes compartirla en un entrenamiento o una sesión de relajación. En cuanto a la salud mental, es mejor compartirla en una sesión de relajación para que el atleta pueda comprender que el objetivo de la meditación es relajarse y desenrollarse de la intensidad que su deporte en particular requiere. Es un entrenamiento relajado para la mente lo cual hace que la meditación se convierta en una práctica para fomentar la salud mental positiva a lo largo de la carrera de un atleta en vez de sólo convertirse en un factor cuando las cosas se convierten en un problema. Esta es una manera mucho más proactiva para lidiar con este asunto.

En general la meditación es una herramienta holística que puede adaptarse a las necesidades del atleta del siglo XXI, ya sea uno que lo haga por diversión o uno de élite. Al implementar una práctica diaria de meditación enfocada en la relajación, el atleta puede diariamente procesar las cosas en su mente que contribuyen a los problemas de salud mental y tempranamente tomar más conciencia para buscar ayuda médica si es un problema serio. Esto empodera a los atletas y les ayuda a que el deporte que aman sea más agradable.

Con amor,

Jack

Jack Childs

Spiritual Teacher

www.jackchilds.org

[email protected]

Deja un comentario