Lidiando con la soledad

Lo más importante que debemos saber sobre la soledad es que todos la sentimos. Al igual que la respuesta de lucha o huida, la soledad es una emoción que llevamos en nuestra biología debido a la evolución de nuestra especie—porque vivir en grupo ha garantizado nuestra supervivencia. La soledad es la manera en que el cuerpo nos dice de poner atención a nuestras conexiones sociales y emocionales con los demás. Y aunque es importante tener una vida social activa, todos nos hemos sentido solos aun estando rodeados de personas.

De hecho, nunca hemos vivido en una época como la de hoy en día. Estamos viviendo en una de las épocas más conectadas gracias a un sinnúmero de maneras para conectarnos con los demás: teléfono, correo electrónico, sitios web, redes sociales y programas de mensajería. Pero a pesar de esto, nunca nos habíamos sentido tan solos. En el Reino Unido 60% de los y las jóvenes dicen que frecuentemente se sienten solos, y en los Estados Unidos el 46% de todos los grupos de toda edad dicen que regularmente se sienten solos. Por supuesto que el problema no se encuentra en la tecnología ya que las redes sociales puede ser una manera útil para encontrar amigos, especialmente después de habernos mudado a un lugar nuevo. El problema está en cómo utilizamos las herramientas a las que ahora tenemos acceso. El problema de hoy en día tiene que ver más con el individualismo y la distancia que ponemos con nuestras comunidades por estar pegados a nuestras pantallas. Este proceso ha estado tomando lugar desde que dejamos de necesitar el apoyo de otras personas para poder sobrevivir. Lenta pero seguramente hemos estado desarrollando una perspectiva más individualista, la cual tiene sus ventajas pero también sus consecuencias. 

La soledad y estar a solas

Hay una clara diferencia entre sentirse solo y estar a solas. Todos necesitamos tiempo a solas: momentos para disfrutar de nuestra propia compañía, para reunir nuestros pensamientos, para descansar y recargar nuestras baterías. No obstante, sentirse solo no se siente de la misma manera. Se siente como si hubiese un vacío, como si algo nos duele en el pecho, como si algo hace falta. Lo que nos hace falta es la conexión con los demás. Todos necesitamos esta conexión— tal vez algunos la necesitan más que otros, pero al final todos la necesitamos.

La soledad puede convertirse en una condición crónica y como resultado puede ser algo peligroso para nuestra salud como por ejemplo el debilitamiento del sistema inmunológico, envejecer más rápidamente, el aceleramiento del Alzheimer y el cáncer.

Y en términos sociales, cuanto más nos acostumbremos al sentimiento de soledad, más seguiremos aislándonos socialmente. Es posible que nos sintamos a la defensiva o juzgados cuando sí socializamos, y como respuesta a esto es posible que nos aislemos todavía más. Esto crea un ciclo vicioso que es difícil de detener. 

¿Qué podemos hacer?

Cuando nos sintamos solos, podemos detenernos y notar lo que está sucediendo. Quizás nos demos cuenta que nos estamos aislando aún más o quizás notemos que nos sentimos excluidos o ignorados por nuestros amigos y nuestros grupos sociales. Estas son algunas cosas que podemos hacer cuando empecemos a sentir solos:

·      Reconócelo y acéptalo.

Es normal sentirse solo o sola. A veces todos nos sentimos de la misma manera y no hay que tener vergüenza a causa de ello. La soledad no discrimina, le pasa a todo el mundo, hasta a la persona más extrovertida que siempre parece estar rodeada de personas populares—¡estas personas también tienen momentos de soledad! Nota la soledad y mira cómo te hace sentir. Trata de no sentir aversión hacia el sentimiento y simplemente obsérvalo sin juzgarlo y acuérdate que no eres la única persona que se siente de esta forma.

·      Sentido de comunidad

A veces nos sentimos indignos o como que no pertenecemos en ningún lugar, pero la realidad es que esto no puede ser verdad. ¡Hay más de 7 mil millones de personas en el mundo así que estadísticamente muchos de ellos deben compartir intereses en común contigo! Con la tecnología de hoy en día definitivamente puedes encontrar a personas que comparten tus intereses. Puedes comprender tus propias preferencias, cualidades y dificultades y buscar a las personas que también comparten estas características contigo. No necesitas miles de amigos—sólo necesitas unos cuantos buenos amigos que te amarán y te valorarán por quien eres.

·      Crea rituales y sé consistente

Los rituales son algo común en cada sociedad. Existen rituales tradicionales como ir a la iglesia cada domingo, almorzar con la familia cada fin de semana o salir a beber con los amigos cada viernes. No importa cuál sea tu ritual, tan sólo tener uno puede hacer una gran diferencia en la vida de las personas que participan en el; nos da un sentido de aceptación, de pertenencia y especialmente de amor. Estas son las cosas que todos necesitamos y son muy eficaces para disminuir nuestro sentido de soledad.

Como de costumbre nos gustaría saber lo que piensas sobre este tema. ¿Te sientes solo o sola frecuentemente o sólo a veces? ¿Cómo le haces frente? Comparte tu opinión y tus estrategias con nosotros y empecemos una conversación en la sección de comentarios abajo.

Referencias:

https://www.mentalhealth.org.uk/sites/default/files/the_lonely_society_report.pdf

https://www.multivu.com/players/English/8294451-cigna-us-loneliness-survey/docs/IndexReport_1524069371598-173525450.pdf

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/spc3.12087

Deja un comentario