Cinco historias de meditación para ayudar a los niños a descargar sus preocupaciones

La meditación es una técnica que funciona no sólo para los adultos, sino también para los jóvenes y niños. El Coronavirus ha causado pánico en todo el mundo, mismo que los niños absorben y sienten con tanta fuerza como nosotros. Es de vital importancia dar a los niños la oportunidad de hablar sobre sus preocupaciones o inquietudes al respecto. Sin embargo, una vez que han externado su sentir, hay muchas maneras de ayudarlos a soltar ese gran peso sobre ellos. Lo que he encontrado más útil es ayudar a los niños a visualizar y soltar lo que les molesta. La forma más fácil de hacerlo es describiéndoles una escena vívida y detallada, permitiéndoles sumergirse mentalmente en ese momento. He incluido a continuación algunas ideas que han resultado ser muy efectivas. Antes de cada visualización, pídele a tu hijo que encuentre un lugar cómodo y tranquilo,  que deje que su cuerpo se “derrita” o “se convierta en gelatina” y que respire profundamente.

1. El Globo de las Preocupaciones: Pídele a tu hijo que imagine un globo grande de cualquier forma. Platícale que es de su color favorito e imaginen cómo baila en el aire sobre ustedes, mientras ambos sujetan el cordón con fuerza en su puño. Descríbele cómo flota en el aire y agrega cualquier otro detalle para crear una escena muy vívida. Luego explícale que llenaremos este globo con nuestras preocupaciones. ¿Pueden sentir cómo se vuelve más pesado? Tan pesado que es difícil sostenerlo y no existe razón alguna para seguir haciéndolo. Pídele que se visualice soltando el cordón y dejen al globo deslizarse con gracia, elevándose lejos, hasta que lo pierdan de vista.

2. La Playa de las Preocupaciones: Existen muchas palabras maravillosas para evocar una imagen vivificante o detallar un recuerdo en la playa. Describe a tu hijo la arena entre los dedos de los pies y el oleaje que choca en sus tobillos. A continuación, imaginen un barco, una balsa, o a su animal marino favorito llegando a la orilla para encontrarse con ustedes. El niño puede descargar sus preocupaciones en la balsa o entregarlas a su animal favorito y mirar lentamente cómo se alejan y desaparecen con la puesta del sol.

3. El Árbol o la Flor de las Preocupaciones: En esta meditación se puede visualizar un bosque, un árbol o una flor en su jardín, o en un lugar que sea especial para ustedes. Explícale a tu hijo que esta planta está ahí para recibir cualquier preocupación que él sienta. Permítele hablarle y entregarle al árbol, o a la flor, sus inquietudes y que él le amarre sus preocupaciones con una cinta, o que las deje junto al árbol o planta dentro de una canasta. La parte más importante aquí, es permitir que el niño camine de regreso a su lugar seguro en la mente, dejando atrás la planta o la canasta.

4. Burbujas: Esta es una técnica un poco diferente que se enfoca en lo que el niño necesita sentir o en lo que requiere rodearse en determinado momento. Implica pedirle a los niños que usen su respiración especial, lenta y tranquila, y pretendan soplar burbujas imaginarias por toda la habitación. El niño puede visualizar que estas burbujas están llenas de “calma”, “alegría” o “protección”, según las circunstancias.

5. Positividad Andante: Esta es una “meditación en movimiento” en la que los niños caminan con conciencia plena alrededor de su espacio y piensan en todas las cosas por las que están agradecidos en su vida. Pueden pensar en cualquier aspecto positivo, no importa lo pequeño que parezca. Cada vez que piensan en añadir  algo a su lista mental, pueden detenerse e “inhalarlo” para así  almacenarlo en su mente.

Éstas son sólo algunas de las técnicas que he encontrado y que funcionan de maravilla con mis alumnos más inquietos, pero existen muchos sitios en internet de personas que inspiran y  derrochan ideas muy creativas, así que busca y encuentra lo que funciona para ti y tus niños. Y recuerda, esto terminará, hasta que eso suceda, manténganse a salvo y tranquilos.

Este artículo fue escrito por Emma Cahill, autora del libro de salud mental “Under The Mask”  acerca de mecanismos y técnicas de enfrentamiento, especiales para niños.

Traducción: Patricia Jiménez

Deja un comentario